Después que se conoció el fallo del Tribunal Superior de Justicia que obliga a una mamá a escolarizar a una nena de 7 años, la mujer explicó que elige la educación en casa.
J.B. Cree que nadie debe imponer qué educación recibe su hija. Explica que en un primer momento la nena decidió asistir a la institución pero estando allí le pidió no ir más y la educó ella misma. "No se menciona en el expediente que ella comenzó a tener pesadillas con las maestras. No me pueden obligar a escolarizarla", dice y reclama que la Justicia no le da derecho a defensa.

La mamá se informó legalmente y sostiene que hay derechos constitucionales vulnerados. "Se violó el derecho de la nena a ser escuchada, también la intimidad de mi hija. Un día antes que me llegara la notificación, salió la información del Tribunal", dijo.

La educación en casa se lleva a cabo en varios países del mundo y la madre es categórica cuando afirma que el derecho a la educación no se le niega. "Requiere mucha dedicación hacerlo. Un niño absorbe el conocimiento y es diferente a imponerlo como lo hace la educación formal. Avanzo en los temas que quiere aprender. No dejó la escuela para sentarse en una pantalla, es una decisión muy seria de parte de las dos", dejó saber.

educación a distancia
Desde que la nena nació, su madre se instruye y estudia para cubrir esta necesidad. Es licenciada en Esculturas, artista plástica e insiste que es un planteo pedagógico. "No cuestiono al docente, sino a lo que el Estado le pide que haga dentro de la escuela", dice.

En Neuquén la educación no formal no está regulada para que puedan rendir libre. En Buenos Aires se puede hacer, pero también cuesta acceder. J.B tiene una respuesta acerca de cómo hará para acreditar el conocimiento. "Si quiere ser médica, en las universidades a partir de los 16 años puede rendir un examen libre que la dejará ingresar", relató.

Hoy la nena no maneja a la perfección las herramientas de lecto escritura porque muchos de sus intereses no están en la currícula. Le cuesta asociar las letras y su madre afirma que tiene que ver con lo que vivió en la escuela. "Generó un bloqueo, algo pasó. En las pesadillas le inyectaban cosas en las manos para que no pueda escribir. Hoy tienen apoyo psicológico para superarlo", dice.

Para socializarse con sus pares hace tareas extra curriculares como educación física, taller de arte, música, danza. La nena tiene tres días para volver a la escuela y la madre jura que no la pueden obligar. "La ley obliga a la escolarización, pero está el derecho de los padres a elegir el tipo de educación", concluyó.