El pasado 31 de diciembre, el oficial Fernando Pengsawath fue baleado por los hermanos Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci. Desde ese momento comenzó una dura recuperación junto a su compañera Lucrecia Yudati, que este miércoles tuvo un capítulo más que feliz.

Es que ambos policías recibieron al arquero de Racing, Sebastián Saja, uno de los grandes ídolos de Pengsawath, que tuvo el inconmensurable gesto de acercarse a la clínica para cumplirle el sueño al oficial baleado.

Embed

Esta iniciativa se dio gracias a la teniente Andrea Carnet, encargada de Relaciones con la Comunidad del Comando de Prevención Comunitaria (CPC), quien además ya había tenido varios gestos de solidaridad con personal de las fuerzas policiales y chicos en situación de calle.

Esta teniente ya había hecho un pedido solidario para la oficial María Belén González, quien se recuperó milagrosamente tras ser atropellada tres veces por delincuentes que le robaron el arma reglamentaria en San Francisco Solano, cuando le solicitó al delantero de Boca, Carlos Tevez, si podía ir a visitarla, más allá que tanto la joven uniformada como su familia aguardan que el Apache cumpla su promesa.

En este caso, Pengsawath, quien está mejor tras los ataques de los prófugos, tenía la ilusión de conocer al arquero de la Academia y Raidan se encargó de que lo sepan en Racing mediante una carta.