Un informe elaborado por la Fiscalía Federal N°6 de la Capital Federal da cuenta que durante el último turno de esa dependencia con fuerzas de seguridad, el 65% de los casos involucraron hechos por infracción a la ley de drogas.

Un informe elaborado por la Fiscalía Federal N°6 de la Capital Federal, a cargo de Federico Delgado, da cuenta que durante el último turno de esa dependencia con fuerzas de seguridad, el 65% de los casos involucraron hechos por infracción a la ley de drogas 23.737 (279) y el 35% restante se relacionaron con otros delitos de competencia federal (153).

Según el documento, la cantidad de causas ascendió, aproximadamente, a un 25% en relación con el turno correspondiente al mes de mayo del mismo año, y más de un 50% en relación con el turno del mes de diciembre de 2014.

Los datos corresponden a las causas ingresadas en noviembre de 2015. El juzgado que intervino fue el Criminal y Correccional Federal Nº 8, a cargo de Marcelo Martínez Di Giorgi.

Según se desprende del estudio, el 70% del total de causas iniciadas por infracción a la ley 23.737 lo fueron por tenencia de drogas para consumo personal (195), lo que implica un 45% del total de las causas ingresadas durante el turno con las fuerzas policiales si se toma como punto de partida las 432 causas ingresadas en el período en cuestión.

Delgado destacó sobre las causas iniciadas por tenencia de estupefacientes para consumo personal, "el archivo -previo sobreseimiento de los imputados- fue el criterio registrado en el 100% de las causas iniciadas por tenencia de drogas para consumo personal en el turno bajo análisis, lo que evidencia el absurdo de que estos procesos ocupen un porcentaje protagónico en la labor policial -en relación con los delitos "federales"-, pues apenas ingresan en el ámbito judicial son desestimadas en virtud de las razones que existen para no proseguir el proceso penal contra las personas involucradas."

Asimismo, el informe del fiscal federal también buscó reflejar cómo las fuerzas de seguridad detectan este tipo de casos y describió que el 40 % de estos supuestos se inició a raíz de alguna "actitud sospechosa"; el 30% porque la persona se encontraba consumiendo droga en la vía pública; el 25% por estar manipulándola en espacios públicos y el 5% restante se vincula a personas detenidas por otro hecho ilícito y a raíz de esas detenciones y requisas se encontró la droga, o "a partir de las observación de las máquinas de rayos X en aeropuertos."

En cuanto a otros delitos, se ha incrementado el número de amenazas de bomba, según refleja el informe.