Jeremy Meeks es un delincuente que terminó tras las rejas y cuando su foto se dio a conocer terminó convirtiéndose en furor por sus ojos y facciones y ahora que está en libertad fue contratado por una agencia de modelos.
El hombre, de 30 años, fue contratado por White Cross Managment y ahora está listo para dejar la delincuencia atrás y empezar su nuevo trabajo.

Meeks ya es una celebridad en Instagram, donde suma nada menos que 45 mil seguidores. Miles de personas le dejan comentarios cuando se lo puede ver navegando, mostrando a su hijo o a su mujer.

Embed

Happy Valentine's Day ❤️

A photo posted by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on