El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo este jueves que el rechazo que recibió al decreto de Mauricio Macri que elevó el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias es "una señal de que el Parlamento está abierto y debatiendo", y afirmó que el tema de las escalas "hay que votarlo este año para que se empiece a implementar" en 2017.
En declaraciones radiales, Peña se refirió a la decisión de la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que emitió ayer un dictamen de mayoría en rechazo del decreto de necesidad y urgencia (DNU) que elevó de 15 mil a 30 mil pesos el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias en los salarios.

"Es un dictamen de Comisión. Seguimos bien para el recinto. No creemos que sea un indicador de que pueda ser rechazado por alguna de las dos cámaras. Es una señal de que el Congreso está abierto y será un año de mucho debate parlamentario. Nadie tiene mayorías y eso es bueno", reflexionó Peña.

"Nos habíamos acostumbrado a un Ejecutivo sometiendo al Congreso al blanco o negro, y ahora hay un panorama más abierto. Vuelve la política, que había desaparecido", indicó el funcionario.

En cuanto al tema de las escalas, Peña sostuvo que "hay que votarlo este año para empezar implementarlo el año que viene",
y se mostró "optimista en la posibilidad de trabajar y construir consensos para sacar una ley que de previsibilidad para los próximos años".

El jefe de Gabinete desestimó de plano la posibilidad de que alguna de las dos cámaras rechace el decreto del Ejecutivo y señaló que "va a primar la responsabilidad y el consenso, se va a poder construir para ir saliendo de este impuesto injusto".

"No podemos dar cheques en blanco. El Estado debe ser responsable y no mentir. Y los dirigentes tienen que ser comprensivos y dar los pasos necesarios para acompañar. No se pueden prometer cosas que el Estado hoy no puede cumplir", concluyó.