La salud de Tilikum se deteriora cada día más en su estanque del Mundo Marino de Orlando, donde en 2010 protagonizó el trágico episodio en el que murió su entrenadora.
Tilikum, la orca que se hizo famosa por matar a su entrenadora en 2010, se está muriendo lentamente en su estanque del SeaWorld de Orlando, en Florida, Estados Unidos. El cetáceo de alrededor de 35 años fue responsabilizado por la muerte de tres personas a lo largo de su vida.

"Nos entristece informar de que en las últimas semanas la conducta de Tilikum se ha hecho cada vez más letárgica", revelaron desde el parque temático a través de un comunicado de prensa reproducido por The Guardian.

El prolífico macho tuvo 13 hijos, de los cuales 10 sobreviven, y lleva 23 años como figura estable del acuario, pero su episodio más recordado fue el momento en que ahogó a su entrenadora, Dawn Brancheau, al morder su pelo y sumergirla en su estanque.

De hecho, la muerte de Brancheau -junto a las de Keltie Byrne, ocurrida en 1991, y la de Daniel Dukes, en 1999- contribuyeron a la fama de Tilikum, cuya historia fue contada en el documental de 2013 llamado "Blackfish".

Los veterinarios del acuario creen que Tilikum sufre una infección pulmonar por una bacteria del agua de su estanque. "Como muchos animales viejos que enfrentan problemas de salud importantes, el estado de Tilikum puede sufrir variaciones", explicó Daniel Richardville, supervisor de entrenamiento.