Lo anunciaron sus dirigentes al tiempo que adelantaron que en unos 30 días marcharán juntos al Congreso para plantear la "emergencia ocupacional" por los despidos y la modificación de Ganancias.
Los distintos sectores de la CGT concretaron este jueves por la noche un paso clave hacia la reunificación, al convocar a un congreso normalizador para agosto próximo, al tiempo que adelantaron que en unos 30 días marcharán juntos al Congreso para plantear la "emergencia ocupacional" por los despidos y la modificación del impuesto a las Ganancias.
Así lo confirmaron a la prensa referentes de los distintos grupos cegetistas, tras asistir a una cumbre realizada en la sede porteña de UPCN, que contó con la presencia de los secretarios generales Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo.
El sindicalismo calificó como "previsible" el rechazo de la oposición al decreto que aumenta el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, sin revisar las escalas salariales, impulsado por el gobierno de Mauricio Macri y confirmó la realización de una marcha al Congreso.
Moyano, afirmó que "era previsible" el rechazo al decreto y remarcó que le indicaron al presidente Mauricio "Macri que no se deje llevar tanto por los técnicos porque ese tema tiene una definición política", al tiempo que Barrionuevo subrayó que estarán "acompañando en la calle a los diputados que vayan (al Congreso) a defender los intereses de los trabajadores".
"A lo mejor marchamos al Congreso cuando se trate la ley de impuesto a las Ganancias", alertó Barrionuevo y agregó que "seguramente hay un montón de diputados que no son del peronismo y seguramente van a acompañar; el Congreso es la madre de la batalla de todas las leyes".

El oficialismo sufrió ayer un revés en la comisión bicameral de Trámite Legislativo al no poder imponer un dictamen de mayoría para avalar el decreto 394/16 que elevó el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, al tiempo que se pidió que la próxima semana se discuta un proyecto para modificar las escalas del gravamen.
Pese a este contexto, el Gobierno estimó que "va a primar la responsabilidad" para aprobar ese decreto e insistió en que la modificación de las escalas de Ganancias "hay que votarla este año", pero remarcó que recién va a poder "implementarse el año que viene".