El Gobierno porteño apunta a destrabar la licitación de uno de los contratos más polémicos de la Ciudad: el del servicio de grúas y estacionamiento medido.
Desde la Secretaría de Transporte porteña señalaron que, si la Justicia continúa frenando la licitación actual, se le dará de baja y se enviará un nueva nueva iniciativa a la Legislatura para armar otro pliego y comenzar desde cero, según indicó diario Clarín.

La licitación para llevar las grúas a los barrios y para el nuevo sistema de estacionamiento medido está en suspenso por una medida precautelar desde el 17 de julio de 2015. Durante ese tiempo, la Justicia no resolvió el amparo presentado por una empresa, que objetó la adjudicación a una competidora del concurso para determinar qué tipo de tickeadoras se usarán y con qué software.

grua.jpg

En tanto, no se puede hacer la otra licitación que requiere el proceso, para seleccionar a las empresas que prestarán el servicio de acarreo y parquímetros en cinco zonas de la Ciudad. "Si esto no avanza en la Justicia, estamos en condiciones de dar de baja la licitación para después enviar otro proyecto a la Legislatura para armar nuevos pliegos, más acordes a las necesidades actuales", expresó Juan José Méndez, el secretario de Transporte de la Ciudad.

El Gobierno busca implementar la ley 4003, aprobada en 2011, que establece un nuevo modelo para el servicio regulado de estacionamiento y para el acarreo. El cambio sustancial es que las concesionarias cobrarán un monto fijo, mientras que los ingresos por acarreo y parquímetros ingresarán a las arcas de la Ciudad.

Por otra parte, la ley 4888 de 2013 establece que habrá que pagar para estacionar en el 45% de las 24.437 cuadras de la Ciudad, que será dividida en cinco zonas, cada una a cargo de una empresa. En la mayoría de los espacios habrá una tarifa simple, pero en otros se impondrán dos tarifas progresivas, con un costo que aumentará por cada hora que el vehículo permanezca estacionado. Esta ley, también establece las condiciones para los pliegos de la licitación.