Los dos hombres que venían en el auto eran sospechosos y eran perseguidos por las fuerzas de seguridad de Leicester, Inglaterra. En una intersección colisionaron y fallecieron.


choque sospechosos