Se llama Marnie-Rae Harvey, tiene 17 años y llora por los ojos. Los doctores no saben qué es lo que le pasa y ella asegura que "siempre está encerrada en casa".
Harvey fue vista por todo tipo de especialistas, pero ninguno de ellos sabe qué es lo que le pasa. Como si fuese poco, no solo le sangran los ojos, sino también las orejas, la nariz, la lengua y las uñas.

"Me quema y cuando cubren mi pupilas, como ocurre usualmente con las lágrimas, no puedo ver", le cuenta Harvey a la BBC.

En el 2013 la adolescente tosió sangre y si bien los especialistas le dijeron que no era nada grave, tiempo después, en el 2015, una mañana amaneció toda cubierta de sangre que le había salido de sus ojos.

sangre ojos (2).jpg
Fue al hospital y los médicos no veían nada raro. Sus ojos estaban bien. Los días pasaron y ella seguía sangrando por los ojos.

Y si bien seguía visitando especialistas, lo único que encontraron ellos es que su sistema inmunológico se había debilitado, pero no de gravedad. Existe una enfermedad que hace que haya presencia de sangre en las lágrimas, pero ella no la padecía.

Harvey le informó a la BBC que está llorando hace nada menos que 12 días sin parar.

Actualmente Marnie-Rae sigue realizándose estudios, pero ningún especialista puede dar con lo que le pasa.