La diputada Elisa Carrió había denunciado un "sospechoso ocultamiento de activos financieros" fuera del país de Lorenzetti. EL presidente del máximo tribunal del país presentó un escrito en el que detalló el origen de los fondos incluidos en la denuncia.
El juez federal Sebastián Ramos desestimó una denuncia por supuesto enriquecimiento ilícito contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

El archivo del caso fue dispuesto por el magistrado luego de un dictamen del fiscal Gerardo Pollicita que consideró que el funcionario puede justificar sus bienes.

Se trata de una denuncia presentada por la diputada Elisa Carrió, que ahora quedó archivada luego de los informes recibidos de organismos oficiales, entre ellos la AFIP, sobre declaraciones juradas y de bienes del titular del alto tribunal.

Lorenzetti había presentado un escrito en la causa en el que detalló el origen de los fondos incluidos en la denuncia, que también alcanzó al secretario general de Administración de la Corte Héctor Marchi.

Carrió había denunciado el "sospechoso ocultamiento de activos financieros" fuera del país de Lorenzetti, en particular un plazo fijo en un banco suizo y la falta de declaración de una propiedad rural en el caso de Marchi.

En la denuncia , Carrió resaltó un "sospechoso ocultamiento de activos financieros en el exterior del país por parte del presidente de la Corte Suprema".

La diputada presentó documentación de la que, según ella, surge la percepción por parte de Lorenzetti de rentas provenientes de un plazo fijo constituido en la filial estadounidense del banco suizo Credit Suisse. Con posterioridad, el magistrado, en pleno ejercicio de la presidencia de la Corte, regularizó las rentas fiscales ocultas en el marco de la Ley 26.476 de blanqueo de capitales.

En el caso de Marchi se resaltaron presuntas irregularidades al no haber declarado al menos un inmueble rural, detectado esto por la AFIP en el llamado "Operativo Granos 2013" llevado a cabo entre abril y junio por la Dirección General de Operaciones Impositivas del Interior, el 5 de abril de 2013.

Asimismo, el administrador de la Corte omitió presentar las declaraciones juradas del impuesto a las ganancias por los años 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2011. En tanto la referida a 2012, la presentó en plazo vencido, el 27 de junio de 2013, según la denuncia.
Al no haber impulso del fiscal, la denuncia fue desestimada.