La actriz confirmó la noticia en Instagram, junto a una foto con el canino. "Nunca olvidaré todos los días que pasamos juntos", expresó.

El famoso perro chihuahua de la película Legalmente rubia (2001) murió ayer, según confirmó la actriz Reese Witherspoon, que lo tuvo como acompañante durante todo el rodaje como un personaje más.

El perro tenía 18 años y vivía en Los Angeles. Tanto la actriz como la mujer que lo entrenó escribieron conmovedores mensajes en Instagram.

Seguí leyendo en RatingCero.com.