El intendente de la localidad puntana de La Calera, Diego Lorenzetti, acusado del asesinato de su esposa, Romina Aguilar, fue procesado con prisión preventiva, acusado de ser el autor intelectual del homicidio.


La jueza penal Virginia Palacios reconstruyó la secuencia de mensajes de texto que Lorenzetti mantuvo con otros sospechosos y donde aparentemente se dejaba entrever el encargo de un trabajo especial, que se trataría del homicidio de su esposa.

Lorenzetti fue procesado con prisión preventiva por el delito de homicidio calificado por el vínculo, por mediar promesa remunerativa y por el uso de arma de fuego, tras lo cual la magistrada dispuso su traslado a la cárcel del Servicio Penitenciario Provincial.

"Lograron lo que querían", dijo el intendente, mientras era trasladado por efectivos policiales, según informó la prensa local.

En el mismo escrito, la jueza rechazó los planteos de nulidad del sumario policial y fijó fecha para que declaren 69 testigos entre fines de marzo y principios de abril.

Lorenzetti será alojado en el Servicio Penitenciario, donde ya se encuentra Ediverto de Oliveira Pereira, alias "el brasilero", imputado como uno de los supuestos ejecutores del homicidio. Aguilar fue asesinada el 30 de enero pasado a las 7 de la mañana en la ciudad de San Luis, cuando se disponía a subir a su camioneta para viajar a La Calera, a 70 kilómetros de la capital provincial, cuando dos hombres que llegaron en moto le dispararon dos veces y escaparon.