La madre de la pequeña denunció que su hija no puede caminar ni hablar desde que visitó el consultorio en enero pasado para tratar sus caries.
Una niña de 4 años sufrió daño cerebral durante una visita al dentista que terminó "horriblemente mal", según una denuncia presentada por su familia ante el Consejo de Odontolólogos de Texas, en los Estados Unidos.

Navaeh Hall asistió el 7 de enero último al consultorio de la dentista Bethaniel Jefferson, "Dentistas Diamante", para que le arreglaran unas caries, pero en vez sufrió un daño cerebral que la dejó sin poder caminar, hablar o ver bien, según denunció su madre, Courissa Clark.

El Consejo de Odontólogos determinó la suspensión temporal de Jefferson después de comprobar que la niña sufrió convulsiones tras ser sedada por la dentista en su consultorio de Houston, informó el sitio ABC.

En vez de llamar al servicio de emergenia, la mujer medicó a la paciente con Halcion, un remedio que contiene la misma droga con efecto sedante que el Valium, y tardó "varias horas" en llamar a un médico para que la atendiera.

La respuesta de Jefferson ante la crisis le costó a Navaeh su capacidad motriz, oral y visual, por lo que ahora la niña está en plena rehabilitación para intentar recuperar lo que pueda de sus aptitudes físicas.

"Hasta tuvieron que hacerle una operación para alimentarla a través de un tuvo directo al estómago", explicó la madre de la pequeña. El abogado de la familia anunció que demandará a Jefferson ante la Justicia de Houston, en Texas.