Un joven de 27 años murió ahogado en las aguas del río Grande, Mendoza, donde pescaba junto a un grupo de amigos.
El accidente se produjo el sábado cuando Samuel Efraín Yáñez Videla fue a pescar al rio, en el departamento de Malargüe. Al parecer, el joven intentó cruzar el cauce y fue arrastrado por la corriente.

Su cuerpo fue hallado este domingo por personal policial en un islote llamado El Carrizalito, que se encuentra en el interior del río, a la altura de la ruta 181 de esa comuna del sur mendocino.

En el lugar, trabajó además personal de Bomberos, Defensa Civil y Guardaparques.