La detonación este domingo en el centro de la capital turca, en lo que fue el tercer gran atentado que sufre la ciudad desde el pasado mes de octubre. La Cancillería argentina se solidarizó tras el ataque.
Según informaciones oficiales, el artefacto explotó en torno a las 16.45 GMT en los alrededores del parque Güven, cerca de la plaza Kizilay, rodeada de una zona de ocio y comercios, y que no está lejos del barrio diplomático de la capital.

El ataque aún no ha sido reivindicado ni hay todavía datos o especulaciones sobre quién podría haberlo perpetrado. La detonación del coche bomba se produjo cuando pasaba por una parada de colectivos, en la que había mucha gente esperando.

Atentado Ankara
El ministro turco de Sanidad, Mehmet Muezzinoglu, informó hoy ante la prensa de que entre los muertos hay uno o dos supuestos terroristas suicidas. Además, entre los heridos, ingresados en 14 hospitales, hay 19 que se encuentran en estado crítico.

Por otra parte, el ministro turco de Interior, Efkan Ala, señaló que la explosión fue un "atentado terrorista" dirigido contra la población civil del país.

"Lo condenamos. Aquellos que lo perpetraron no van a conseguir sus objetivos", señaló el ministro. "Civiles esperando en una parada de autobús fueron atacados por un coche en movimiento. Fue un atentado terrorista", aseveró Ala.

Atentado en Ankara
En cuanto a la posible autoría del ataque, el ministro dijo que la investigación ha arrojado ya serios hallazgos aunque la organización responsable del ataque será declarada cuando todas las pericias hayan terminado.

Hace dos días, la embajada de Estados Unidos en Turquía había alertado de una posible amenaza terrorista cerca del barrio diplomático de Ankara e instado a sus ciudadanos evitar esa zona.

A través de un comincado la cancillería argentina condenó el atentado terrorista y transmitió sus condolencias y solidaridad a las autoridades, al pueblo turco y en especial a los heridos y a los familiares de las víctimas.