Fabián De Sousa decidió explicar públicamente su plan de trabajo e inversión para los próximos años en la misma semana en la que anunció su desvinculación de Cristóbal López en la sociedad que ambos mantienen hace más de veinte años. En una entrevista con Ámbito Financiero define el futuro de las empresas del sector medios y combustibles que retendrá tras la división del Grupo Indalo. También explica su relación con la política, el Gobierno de Mauricio Macri, con Cristina y Máximo Kirchner y las denuncias por la deuda impositiva que se le asigna al grupo.

P.: ¿Cuál es el plan de financiamiento para la estructura de Indalo Media?

F.D.S:
En 2015 logramos que la unidad de medios generara 220 millones de pesos. En ese año tuvimos ingresos por $ 9.400.000 mensuales de pauta oficial entre todos los medios del grupo. Por eso durante este período no hemos aportado fondos para sostener Indalo Media. Sí hemos aportado fondos para sostener otro tipo de inversiones, como fue la compra de La Corte, Ámbito Financiero y PPT.

P.: ¿Y el plan ahora es achicarse?

F.D.S.:
Para nada. En 2016 estamos claramente pensando en crecer. Tenemos un plan de negocios para los próximos doce meses, una idea para los próximos cinco años y un sueño para los siguientes diez. Tenemos que ver de qué manera las unidades de negocio que queden independizadas puedan lograr un proceso financiero de sostenimiento conjunto. Hemos puesto activos para gastos corrientes. Esto nos permite tener una continuidad y tranquilidad de que vamos a cumplir todas nuestras obligaciones.

P.: ¿Continuarán las inversiones en el área de medios?

F.D.S.:
Hoy los medios forman parte de una revolución tecnológica. Los medios concebidos y pensados para formar parte de la vida política de hace una década no tienen nada que ver con lo que va a pasar en los próximos años. Y nosotros no podemos perder esta carrera. Lo que va a sobrevivir es la generación de contenidos. Nuestro desafío es evaluar cómo vamos a llegar a la gente para comunicarle los contenidos. Y en ese sentido, Ámbito Financiero es una gran usina de contenidos económicos, financieros y políticos.

P.: ¿Por qué el Grupo Indalo decidió invertir en el negocio de los medios siendo que es tan complejo y dado que ustedes venían de otros rubros tan diferentes?

F.D.S.:
Hemos ingresado a un sin fin de actividades en que no teníamos know how, pero creíamos que podíamos generar valor. Desde el punto de vista personal en algún momento pensamos que debíamos tener espacio en los medios para contrarrestar los efectos de las operaciones de prensa en nuestra contra. Durante mucho tiempo nos costó encontrar espacios donde contar nuestra realidad.

SITUACIÓN IMPOSITIVA

P.: ¿Cuál es la situación del Grupo Indalo en materia impositiva?

F.D.S.:
Desde el punto de vista del estado de situación impositiva, al día de la fecha, la deuda está totalmente regularizada. Pagamos la cuota de los planes de regularización en tiempo y forma. Lo que hemos hecho no es diferente a lo que hacen muchos empresarios argentinos: estructuramos financiamiento para enfrentar situaciones difíciles como pudo haber sido en el mundo de la refinación de petróleo y gas en la Argentina lo ocurrido con la devaluación de enero de 2014, en la que los precios en dólares subieron y el combustible pudo bajar el precio en 6 meses; o la crisis de 2013, cuando comenzó a descender el crecimiento del precio interno del petróleo en los 45 dólares que se había fijado en 2008 a 2009 hasta cerca de los 75 dólares por resoluciones de Guillermo Moreno, así como fue el control del precio del petróleo. Las diferentes situaciones que fueron generando el pasaje de flujo en la compañía a veces son financiadas con distintas estructuras de financiamiento. Una de ellas pueden ser los bancos, los instrumentos negociables y también la estructura de financiamiento en detrimento del pago de impuestos, fundamentalmente por las limitaciones que hay a veces en el sistema financiero.

P.: ¿Usted dice entonces que dejar de pagar impuestos para financiarse no es ilegal?

F.D.S.:
Es absolutamente legal. Lo que hemos hecho es tomar en los momentos que correspondían los planes de pagos a largo o a corto plazo que necesitábamos para obtener recursos financieros por quebrantos de la compañía o para alguna decisión de inversión que correspondiera a generar mayor valor en el Grupo. Son todos planes que quedaron vigentes. Y ésta es una operatoria que hacen todas las empresas. Yo actúo en el sector empresarial como contador público desde hace casi 30 años. En todas las compañías en las que participé hubo una estructura fuerte de financiamiento basada en el plan de pagos en cuotas de impuestos. Por consiguiente nosotros lo que hemos tomado es la estructura de financiamiento que están disponibles en la Argentina, no siempre si no en los casos necesarios.

P.: ¿Desde el punto de vista judicial, cuál es la situación en cuanto a este presunto incumplimiento?

F.D.S.:
En el año 2013 un artículo periodístico hizo referencia a esta situación involucrándonos a nosotros en una acusación similar de evasión y fraude. Esto generó una denuncia penal, el juez Sebastián Ramos y el fiscal investigaron durante un año y finalmente se dictó el sobreseimiento y la definición de que no había existido delito.

P.: ¿Por eso decidieron continuar con esa mecánica?

F.D.S.:
No se trató de continuar. Como acabo de explicar, hemos utilizado esa mecánica sólo en las circunstancias que provocaron fuertes desfases del negocio. Hoy tenemos 120 millones de dólares, dos mil millones de pesos. Esa circunstancia pasó por la devaluación de 4 a 16, más la pérdida del abastecimiento del mercado interno del petróleo por lo cual hay que suplir el desabastecimiento con compras que pasan de tener stock de 30-45 días, a 60 días, lo que cambió el capital de trabajo para el desarrollo. Muchas veces el financiamiento se utilizó para equilibrar el plan de trabajo de la compañía.

P.: Habida cuenta de la potencialidad de la deuda impositiva, ¿de qué lado de la separación del holding queda?

F.D.S.:
La unidad de petróleo tiene varias compañías, tanto en la Argentina como en Brasil. Cuando ves el flujo de negocios que generan esas compañías, más el flujo de las compañías de servicios y las de Brasil, estamos hablando de mil millones de pesos de generación de flujo por año en el contexto de hoy de la Argentina, con una actividad cayendo. A mí me quedan compañías de refinación y petróleo. Mientras que en el área de medios queda una compañía en torno de los 80 millones de pesos de lista como están dadas las condiciones de pauta. Cuando reflejás esto en la deuda, ésta tiene un plazo de amortización de 10 años, por lo cual decimos que vamos a amortizar 800 o 900 millones de pesos con sus intereses correspondientes por año sobre una generación de flujo de 1.200, con lo que está sobrando flujo en las condiciones más extremas.

P.: ¿O sea que el pago de deuda no pone en riesgo el funcionamiento de las empresas?

F.D.S.:
No, bajo ninguna circunstancia. La compañía ha mantenido el pago de sus deudas impositivas sin inconvenientes. No afectó ninguna relación comercial. De mi lado queda una deuda que hay que amortizar en 8 a 10 años, hay cuotas que vencen en 5 años, otras en 7 años y cuotas que tienen horizonte de 9. Estamos hablando de un entorno de 800 millones por año de amortización de deuda. La unidad hoy tendría un superávit de flujo que podría disponer para inversiones de 300 o 400 millones de pesos.

LA DIVISIÓN

P.: ¿Qué relación tiene este tema de las deudas con la decisión que se conoció el viernes de dividir el grupo entre los dos socios mayoritarios?

F.D.S.:
Ninguna. La decisión de dividir el grupo no fue tomada de manera intempestiva. Ya veníamos conversándolo desde septiembre del año pasado. Fundamentalmente, por el cansancio de Cristóbal a raíz de su nivel de exposición pública vinculado al tema de los medios de comunicación y el juego.

P.: Se habla de que uno de los problemas que ha habido es este tema de la exposición y la multiplicación de esta exposición surgió después de la compra de CN23, Vorterix y El Argentino. ¿Por qué se decidió comprar esos tres medios?

F.D.S.:
La decisión de comprar estos tres medios es porque creemos que con El Argentino y CN23 podemos atacar un mercado en el que no tenemos presencia, que es la provincia de Buenos Aires y el área metropolitana. En el caso de Vorterix se trata de una plataforma de negocios que desde el punto de vista de la comunicación digital y el modelo 360 tenemos que hacer trasladar al resto de nuestras FM. Hay un desarrollo tecnológico que nos parece importante trabajar. La idea es tomar el conocimiento del negocio en forma conjunta con Vorterix y poder participar de otra manera en los espectáculos. Sabíamos que había que hacer un proceso de racionalización, no porque sobrase o faltase gente, claramente esa definición no la teníamos en el proceso de compra, sino porque para el perfil y el público al cual nosotros queremos orientar la generación de contenidos en esos dos medios, hay que pensar otro tipo de producto. Queremos un canal que analice la vida del conurbano, donde vive casi el 35% de la población argentina.

• RELACIONES POLÍTICAS

P.: ¿Cómo es su relación con el Gobierno de Mauricio Macri?

F.D.S.:
Tenemos una relación adulta. Como empresarios y como lo hemos dicho durante todas las gestiones desde que empezamos a hacer cosas, nuestro objetivo es generar valor, trabajo y que estas cuestiones sean sustentables. En ese contexto de organizaciones hoy tenemos una relación madura, estamos discutiendo cuestiones vinculadas a la construcción, los peajes, la participación de la pauta oficial en los medios.

P.: Justamente éste es un punto que ha generado controversias. ¿Se ha beneficiado al Grupo Indalo con más pauta de la que hubiera correspondido durante el Gobierno kirchnerista?

F.D.S.:
Creo que se ha estigmatizado la campaña de la pauta oficial en los medios. En 2012, 2013, 2014 mantuvimos el valor nominal de pauta que tenían los medios que en su momento eran de Daniel Hadad. Porque creíamos que si teníamos un acompañamiento más importante de pauta oficial nuestras opiniones se iban a ver ensuciadas con el argumento de que lo hicimos para recibir ese dinero. Tomamos la decisión de que el ingreso de pauta oficial y pauta privada debía estar en el escenario del 75% pauta privada y el 25% pública. En 2015 nuestros medios terminaron con una relación del 28% de pauta pública y el 72% de privada. En el caso deÁmbito Financiero, cuando nosotros llegamos tenía casi el 100% de la pauta oficial y provincial y había muy poco impacto de la pauta privada. En el vencimiento del ejercicio 2015, el 23% era pauta privada y el 77% pública. El Gobierno debe ser un actor que participe permanentemente en la comunicación con criterios de distribución razonables. Pero no es razonable tener cuatro meses sin ningún tipo de decisión en este sentido. Muchos sectores de la industria están mirando cómo va a ser su situación en el corto plazo; no es nuestro caso.

P.: ¿Tiene intenciones de seguir una carrera política?

F.D.S.:
No. Yo tengo un rol empresarial. Un rol de hacedor, me gusta hacer. Algunas salen bien y otras mal. Cuando uno es hacedor tiene una fuerte vinculación con los sectores de la política porque el hacedor termina siendo un articulador de diferentes tipos de recursos que son administrados por los Estados. Hoy tengo un desafío mucho más importante. Tengo 5.500 compañeros que trabajan y tengo que estar pensando en el mañana, en el año que viene, para darles continuidad. En mi provincia me gustaría ayudar mucho al Gobierno desde el espacio que hoy estoy ayudando y tratar de potenciar eso.

P.: ¿Cómo es su relación con Cristina y Máximo?

F.D.S.:
En su momento tuvimos una relación institucional con el expresidente Néstor Kirchner, con la expresidenta Cristina. A Máximo lo conocí en reuniones vinculadas a cuestiones políticas. Pero no tengo una relación personal. Hay muchas cosas de las que se hicieron en el Gobierno anterior que forman parte de las cosas que sueño, pero también hay cosas en las que no estoy de acuerdo. Quiero seguir generando trabajo. Quiero seguir invirtiendo. Tenemos todo en Argentina para hacerlo.

Entrevista de Dirección y editores de Ámbito Financiero.