Samsung vendió más de 100 mil unidades de sus nuevos teléfonos inteligentes de gama alta Galaxy S7 y S7 Edge sólo en Corea de Sur, en sus primeros dos días a la venta desde su lanzamiento el viernes.
Los nuevos modelos Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge vendieron de forma combinada 60.000 unidades el viernes y 40.000 el sábado en el país asiático, según mostraron datos de la industria recogidos por la agencia local Yonhap. Los terminales salieron a la venta el 11 de marzo en más de cincuenta países.

El Galaxy S7 posee una pantalla de 5,1 pulgadas y estructura convencional, mientras que el S7 Edge es de 5,5 pulgadas y posee bordes curvos.

Ambos teléfonos presentan como principales novedades la resistencia al agua, una mayor potencia y una cámara más rápida.

samsung galaxy s7 y edge
Samsung espera que la serie Galaxy S7 juegue un papel decisivo en la revitalización de las ventas de su división de negocio orientado a la telefonía móvil, que se mantuvo muy por debajo de las cifras que solía registrar en su momento álgido.

Dicho sector de la compañía registró un beneficio operativo de US$1.900 millones en el cuarto trimestre del año pasado, en comparación con los US$5.400 millones obtenidos en el mismo período del año 2014.