Lo prueban de varias maneras. Primero los meten adentro de agua, después lo golpean y finalmente los aplastan. Mirá el resultado.


aguante teléfonos celulares