El delantero uruguayo Carlos Bueno asumió que se portó "mal" y aceptó la rescisión de su contrato con Sarmiento de Junín, y aseguró que aunque no tiene "feeling" con el nuevo entrenador Ricardo Caruso Lombardi lo eximió de culpa alguna de su salida.
Bueno dijo que espera que "todo esté bien y firmar con Argentinos" Juniors, su inminente nuevo club. Curiosamente, Bueno se va de Sarmiento en medio de una polémica por haber salido de noche justo cuando Caruso Lombardi, con quien tuvo conflicto en San Lorenzo, llega al club de Junín.

Embed
"Yo reconozco todo, el fútbol es así. Lo siento mucho me porté mal, me rescindieron, lo lamento porque quería seguir", dijo Bueno por el canal TyC Sports.

Sobre Caruso, dijo que el entrenador "no tiene nada que ver" con su salida de Sarmiento aunque reconoció a su interlocutor: "cuando no hay feeling, no hay feeling, amigo".