La mamá está por cocinar, pero él no la deja y le pide que no corte al animal que ya está en la fuente. Cuando la mujer se lo saca, él se pone a llorar: "Por favor dejala tranquila".


pollo llanto nene