Fue la prueba más difícil en términos corporales y no sólo de impresión. Mezclaron diversos alimentos en batidos que debían tomar los participantes, y el resultado no fue otro que una descompostura.

En Canta si puedes se vivió un momento que José María Listorti calificó como "uno de los mejores momentos del programa".

Sucedió que los equipos concursantes debieron pasar una asquerosa prueba, o más bien repugnante. ¿En qué consistía? En tomar licuados del tipo ajo con mostaza y vinagre.

Seguí leyendo en RatingCero.com