Se llama Brady y colecciona figuritas de béisbol desde los 3 años. Es una de sus pasiones. Sin embargo, enterado de la enfermedad que padece su amigo Landen, decidió poner todo en venta para recaudar dinero y poder ayudarlo.


"Mi amigo Landen tiene cáncer de cerebro, así que voy a vender algunas tarjetas para tratar de hacer algo de dinero para él", confesó el pequeño. Landen Palatino tiene solo 8 años y fue sometido a cirugía cerebral para extirparle un tumor de grado de cuatro hace solo un mes en Springfield, Estados Unidos.

La madre de Brady se emocionó al recordar el momento en que ideó la estrategia."Espero que recuerde esto para siempre y que tenga este gran corazón siempre", confesaba emocionada Jessie.

Lo mismo sucedió con Tina Palatino, la madre de Landen: "Es increíble. Mi mandíbula casi se cayó al suelo. ¡Es impresionante! Es impresionante, que un niño de 9 años piense así".

Para tener mayor repercusión en su campaña, Brady creó un grupo en Facebook donde publica las fotos de sus tarjetas.