El fiscal federal Juan Pedro Zoni requirió abrir una investigación para dilucidar si se cometió algún ilícito en el marco de la denuncia de los diputados del Frente Para la Victoria por supuesto "cohecho" contra el jefe del bloque de Cambiemos, Nicolás Massot, y el diputado del Partido Justicialista Diego Bossio a raíz del intercambio de mensajes por whatsapp durante una reunión parlamentaria.
Fuentes judiciales confirmaron que el fiscal pidió al juez federal Norberto Oyarbide que recabe toda la documentación que pueda ser de utilidad para la apertura de la investigación basada en la denuncia de Carlos Kunkel, Juan Manuel Pedrini y Rodolfo Tailhade.

La denuncia fue realizada por los supuestos delitos de cohecho activo y pasivo.

La presentación fue realizada tras la difusión de la foto de la pantalla del teléfono celular de Bossio, en la que quedó registrada una conversación por el sistema de Whatsapp que mantenía con Massot durante una sesión de la Comisión de Finanzas donde se debatía el acuerdo con los holdouts. El diálogo se produjo mientras disertaba el diputado Axel Kicillof.

Whatsapp bossio massot.jpg
"Del texto de esa comunicación se desprende una serie de comentarios altamente sugestivos, que permiten al menos sospechar la posible existencia de una transacción para obtener el voto favorable al proyecto de ley en discusión", señalaron los diputados del FpV en la denuncia.