El condenado Ezequiel Rodríguez llamó a un programa y envió un mensaje para "los privados de la libertad". Dos policías en un patrullero estaban escuchando la radio y le sacaron el teléfono.
Rodríguez al llamó de madrugada a un programa de una emisora de Frecuencia Modulada y pidió un tema para sus compañeros detenidos en un pabellón de la Seccional Segunda de Comodoro Rivadavia: "Un saludo para los pibes privados de la libertad", dijo.

Además de la falta de precaución, el condenado tuvo tanta mala suerte que policías de esa comisaría escuchaban el programa en el patrullero, reconocieron su voz, avisaron en la dependencia y efectuaron una requisa. A él le encontraron el teléfono y a otro recluso le incautaron un punzón.

Un reo condenado por homicidio y por robo agravado que cumple condena en la Seccional Segunda –la misma comisaría de donde el sábado 5 de marzo se escapó el homicida Lucas Avila Maya-, cometió una torpeza que le costó sanciones disciplinarias tanto a él como a sus compañeros de celda.

Comisaría 2da comodoro.jpg
Según informa el diario El Patagónico, Ezequiel Rodríguez, condenado en setiembre de 2012 por el homicidio de José Barría y por un robo agravado cometido en junio de 2014, llamó hace dos semanas a una FM, pidió un tema musical "para los pibes privados de la libertad en la Segunda" y eso fue lo último que hizo antes de perder el teléfono.

Tanta mala suerte tuvo que justo en ese momento los policías de la dependencia escuchaban el programa de radio en el patrullero. Reconocieron inmediatamente la voz de Rodríguez y avisaron por equipo de comunicación a la guardia de la comisaría.

Rápidamente se organizó una requisa al pabellón y cuando los policías entraron a las celdas, encontraron el teléfono celular entre las pertenencias de Rodríguez. Se comprobó que con ese aparato –cuya tenencia está prohibida para los detenidos- Rodríguez había llamado a la radio pidiendo un tema.