Dos delincuentes armados robaron en Mendoza un auto dentro del cual iba una niña de cuatro años, quien poco después fue encontrada en buen estado, ya que fue abandonada en la calle por los asaltantes.
El hecho ocurrió alrededor de las 21 del martes en Santa Cruz, entre Manso y Bravo, del barrio Trapiche de la ciudad de Godoy Cruz, en el conurbano de la capital mendocina, informó el Ministerio de Seguridad de la provincia.

De acuerdo con la información oficial, Carlos Ernesto Flores Morales, de 46 años, había estacionado unos minutos su Volkswagen Gol Power para hablar con una persona, mientras en el asiento trasero quedó su pequeña hija.

En ese momento, dos hombres descendieron de un Ford K, lo amenazaron con armas de fuego y se llevaron su vehículo y a su hija.

Poco después, tras un operativo realizado por personal policial, se logró encontrar a la pequeña, "en buen estado de salud".

La nena había sido abandonada por los delincuentes a dos cuadras del lugar del robo, sobre la misma calle Santa Cruz.

El jefe de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, informó que "el padre bajó del vehículo unos instantes y dos malvivientes se llevaron" el auto, pero "a las dos cuadras la menor fue dejada en la vía pública".

"Más allá del susto, el estado general de la menor es bueno y eso es lo relevante"
, subrayó, a la vez que aseguró que la Policía trabajaba "buscando el vehículo y a los malvivientes", dijo.