El nuevo Samsung Galaxy S7 es un éxito en lo que a las reseñas se refiere. Un teléfono de alta gama que todos querrían tener. El único problema es que cuesta alrededor de US$670 en Estados Unidos.
Pero si bien cuesta casi US$700, ¿cuánto sale fabricarlo en realidad? En esta oportunidad la gente de la compañía IHS se encargó de desarmar el teléfono, ver qué tiene en su interior y sumó el precio de sus componentes.

En total, no solo teniendo en cuenta lo que sale cada uno de sus componentes sino también el precio de su fabricación, el teléfono sale US$255.

Si bien el precio al que llegó IHS es acertado (incluso le agregaron US$5 de la mano de obra) no tiene en cuenta el desarrollo del software ni los millones que gasta la compañía en publicidad y marketing.

samsung galaxy s7 y edge