Bayern Munich dio vuelta un partido increíble como local ante la Juventus de Italia y se metió en los cuartos de final de la Champions League. Hasta ahí, lo futbolístico, aunque en la previa de dicho encuentro hubo un episodio que derrochó indignación y polémica.

Neuer.jpg
Sucede que el club alemán había publicitado el cruce de vuelta de octavos con un afiche más que controvertido. En el mismo se podía ver al arquero Manuel Neuer y el lema "Aquí está el final", acompañados por un dibujo de las vías del tren muy similares a las que terminaban en los campos de concentración nazis.

Birkenau.jpg
La iniciativa surgió como contrapartida al afiche de la Juventus que decía "Hasta la final", e inmediatamente generó tal repudio que las autoridades del Bayern debieron eliminar todos los tweets y hasta emitir un comunicado de disculpas.

"Desafortunadamente, ha habido un malentendido con nuestra imagen del día de partido y una representación de hechos históricos de la cual nunca hubo intención. Si hemos herido los sentimientos de los aficionados de la Juventus o de otros usuarios, pedimos sinceras disculpas. Nuestra única intención con el montaje era representar que deportivamente uno de los dos equipos deberá despedirse de la competición", rezaba la misiva de perdón.