Ya con Gianni Infantino como nuevo presidente, el organismo, máxima autoridad del fútbol internacional, anunció un fuerte déficit y difundió los sueldos de los principales dirigentes.
Mucha agua ha pasado bajo el puente. El suizo Joseph Blatter ya no está al mando de la FIFA y el organismo ya tiene a Gianni Infantino, otro helvético, como presidente de la máxima entidad del fútbol internacional.

Sin embargo, Blatter está tranquilo. ¿Por qué? La FIFA dio a conocer el sueldo del ex presidente durante su último año de mandato: 3,7 millones de dólares estadounidenses. Por su parte, el ex secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke obtuvo un salario de 2,1 millones de dólares.

El organismo internacional publicó su balance financieron al año 2015, destapando un déficit de 122 millones de dólares. Curiosamente, la FIFA justifica ese déficit en gastos de abogados y de celebraciones de Congresos Extraordinarios, provocados por las denuncias de corrupción que recibió la institución. En este último año los ingresos disminuyeron de forma alarmante.

La FIFA dio a conocer el sueldo del ex presidente durante su último año de mandato: 3,7 millones de dólares

A su vez, Joseph Blatter se presentó ante el Tribunal de Arbitraje de Lausana (TAS) para intentar reducir la sanción de seis años. El suizo se basa en la quita de dos años de la suspensión inicial (sobre ocho) que el Comité de Ética realizó sobre el francés Michel Platini, entonces presidente de la UEFA.