Se lo acusó ante la Oficina Anticorrupción por "incompatibilidad y aprovechamiento personal del cargo" debido a que es "accionista" de la empresa Royal Dutch Shell, por lo que se reclamó su apartamiento.
El ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue denunciado ante la Oficina Anticorrupción (OA) por "incompatibilidad y aprovechamiento personal del cargo", debido a que es "accionista" de la empresa Royal Dutch Shell, por lo que se reclamó su apartamiento del Gabinete.
La denuncia fue presentada por el diputado del Frente Para la Victoria Martín Doñate y en ella señala que Aranguren, expresidente de Shell, estaría incurriendo en incompatibilidad para ejercer el cargo público, además del respectivo "conflicto de intereses en lo económico; el "trato familiar con los directivos de la empresa" y la eventual "comisión de delitos de acción pública contra el erario nacional".
Para el diputado rionegrino se está produciendo "una obscena y manifiesta violación de la ley 25188 de ética pública" y acusó a Aranguren de "aprovecharse del cargo" para tomar medidas que "beneficien a la empresa de la que es accionista, como asimismo, obtener información secreta y confidencial de su competidora YPF".
Al respecto, Doñate pidió que la Oficina Anticorrupción declare la incompatibilidad y arbitre los medios para el inmediato apartamiento del ministro, quien fue presidente del directorio de Shell Argentina durante doce años.
También puso en duda la legalidad de las decisiones tomadas por ese Ministerio frente a "tamaña irregularidad" y anticipó que analiza reclamar "la nulidad de las actuaciones administrativas de ese organismo", entre las que se encuentran el aumento de las tarifas de servicios públicos esenciales.
El legislador denunció la presunta vulneración de la ley de ética en cuanto a la prohibición de ejercer las funciones cuando existe una relación familiar con empresas que debe regular. En ese sentido, señaló los "estrechísimos vínculos e intereses personales que mantiene la empresa de la que estuvo al frente hasta su renuncia el 30 de junio pasado y de que aún cobra dividendos".
En este marco, el diputado advirtió que las medidas de Aranguren afectarán directamente su propio interés económico, ya que cualquier modificación en el mercado energético impactará necesariamente en el valor de sus acciones. "Espero que la responsable de ese organismo de control, la exdiputada del PRO Laura Alonso, actúe con la celeridad y firmeza institucional que la gravedad del caso demandan", subrayó Doñate.