La Subsecretaría de Comercio Interior, a través del Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA), obligará a los supermercados a informar diariamente los precios de una serie de productos, entre los cuales llamativamente no figura la carne, cuyo precio fue muy discutido en los últimos meses.
Según el listado que figura como anexo de la disposición 7/2016, todos los precios de cortes de carne figuran como de difusión opcional, es decir que los supermercados no están obligados a informarlos. Las únicas excepciones son las salchichas, jamón cocido, paleta, pate y picadillo de carne.

En tanto, otro de los precios que pueden ser exceptuados son los de las verduras sin salvedades.

En definitiva de una lista de 377 artículos, sólo 101 son obligatorios, como la cerveza y el Fernet, y el resto opcionales.