Dueña de uno de los mejores cuerpos del país, la morocha contó las razones por las que ya no asiste a eventos masivos.
No hay dudas de que Magui Bravi posee uno de los cuerpos más esculturales y envidiados del país. Sin embargo, la bailarina, quien trabaja duro para mantener su físico, expresó lo difícil que es la exposición al punto que se vuelve una pesadilla estar rodeada de fans.

Tal es el acoso que vive por parte de los hombres que la morocha decidió no ir más a boliches concurridos y en revista Paparazzi contó los porqués de esta medida.


Seguí leyendo más en RatingCero.com