El efectivo que manejaba el vehículo que se incrustó en una vivienda de Laferrere declaró ante la Justicia y seguirá detenido. Explicó que circulaba a alta velocidad porque estaba acudiendo a un alerta por robo.
El oficial de la policía bonaerense que manejaba el patrullero que se incrustó contra una casa y aplastó a un hombre que estaba durmiendo, en Laferrere, aseguró este viernes que circulaba a alta velocidad porque estaba acudiendo a un alerta por un robo y una persecución, y que realizó una mala maniobra para evitar chocar contra una parada de colectivos en la que había gente, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Diego Martí­n Pereyra, un oficial del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) Sur y con ocho años en la fuerza, quien declaró ante el fiscal de La Matanza, Fernando Quiroga, acusado del delito de "homicidio culposo agravado por tratarse de un vehículo de una fuerza pública", tras lo cual continuará detenido.

Fuentes judiciales le confiaron a minutouno.com que Pereyra según su testimonio no había tenido instrucción para manejar patrulleros, y que quiso evitar arrasar con una parada de colectivos, maniobra que le hizo perder el control de la camioneta.

Al mismo tiempo tiempo las fuentes, dejaron saber también que el oficial aseguró no tomar alcohol salvo en algún festejo ocacional como un cumpleaños y fuera de sus días laborales, ni tampoco consumir estupefacientes.

Por último y siempre según el relato de Pereyra, apenas ocurrió el hecho él se sacó su chaleco para asistir a la víctima, y habría sido un compañero suyo el que lo sacó del lugar.