Se trata de Salah Abdeslam, el único de los terroristas acusados por los atentados en París, el 13 de noviembre de 2015, que no fue abatido. La prensa local asegura que fue detenido.
Uno de los autores de los ataques del pasado noviembre en París habría sido herido durante una operación especial de la Policía en la capital belga, informa el canal HLN.

El sospechoso recibió un disparo de la Policía y fue capturado vivo en el barrio de Molenbeek de la capital belga.

Algunos medios locales informaron de que en la operación murió un sospechoso de terrorismo y otros dos resultaron heridos.

El presidente francés, François Hollande, declaró que la operación sigue en marcha.

Por otra parte, los fiscales belgas declararon hoy que las huellas dactilares de Abdeslam se encontraron en la escena de otra operación policial en Bruselas, que tuvo lugar el martes.

El tiroteo tuvo lugar en la calle Quatre-Vents, muy cercana al lugar donde Salah Abdeslam se buscó refugio tres días después de los ataques de París.

Salah Abdeslam, sospechoso de participar en los atentados terroristas en Francia, vivía en el barrio belga de Molenbeek y trabajaba en el metro de Bruselas. Tras los atentados, Abdeslam cruzó la frontera entre Francia y Bélgica.