Sucedió en la localidad bonaerense de Glew, partido de Almirante Brown. Se estima que el sujeto actuó en venganza porque la víctima aparentemente, golpeaba sin piedad a su mujer y pretendía abandonarla para regresar con su primera esposa.
Un joven de 24 años fue detenido, al estar acusado de asesinar salvajemente y luego carbonizar el cuerpo de su cuñado, en la localidad bonaerense de Glew, partido de Almirante Brown.
Se estima que el sujeto actuó en venganza porque la víctima fatal, aparentemente, golpeaba sin piedad a su mujer (hermana del homicida) y pretendía abandonarla para regresar con su primera esposa.
Los voceros revelaron que el muerto fue identificado como Ricardo Antonio Banegas, de 52 años.
El macabro hallazgo se produjo el pasado martes, cuando integrantes de la Comisaría de Glew (7ª de Almirante Brown) recibieron una denuncia telefónica que hacía referencia a una persona muerta en un descampado situado en el cruce de avenida Tomás Espora y calle Ángel Gallardo, en las proximidades del límite con Presidente Perón.
De inmediato, los miembros de la seccional arribaron al citado lugar y hallaron el cuerpo sin vida y calcinado de un individuo. Además, a unos 600 metros, el personal policial incautó una camioneta pick up Ford F-100 roja.
El cadáver de Banegas fue individualizado por sus familiares, quienes lograron reconocerlo por sus piezas dentales y por una alpargata que se había salvado del accionar de las llamas, estableciéndose a su vez que la mencionada camioneta pertenecía al sujeto que perdió la vida.
Horas después y como resultado de un procedimiento realizado en la esquina de Castelli y República, en Presidente Perón, los policías de la mencionada dependencia policial procedieron a detener al cuñado de la víctima, un muchacho de 24 año, quien está sindicado por la Justicia como responsable del asesinato.