La Vecchia Signora, líder de la liga italiana, viene de perder ante Bayern Munich y quedar afuera de la Liga de Campeones. Este domingo visita al Torino en busca de un cambio de imagen. Jugarán desde las 11.
El español Álvaro Morata fue protagonista con un doblete en el derbi que el Juventus venció con contundencia en el campo del Torino (1-4), en un partido en el que el arquero Gianluigi Buffon entró en la historia del fútbol italiano al superar, con 974 minutos, el récord de imbatibilidad que tenía el milanista Sebastiano Rossi desde 1993.

El duelo de Juventus comenzó negativamente, con la lesión del argentino Paulo Dybala, que tuvo que retirarse por un problema muscular tras 32 minutos de juego. Sin embargo, los blanquinegros no se dejaron influir por la mala noticia y lograron una doble ventaja antes del descanso, gracias al francés Paul Pogba y al alemán Sami Khedira.

El primero abrió el marcador con una perfecta falta directa desde 20 metros (m.33) y el exjugador del Real Madrid anotó su cuarto gol liguero tras una gran acción personal (m.42).

En la segunda mitad, el Torino recortó distancias gracias a un penalti transformado por Andrea Belotti (m. 48), que rompió la racha de imbatibilidad del arquero Gianluigi Buffon, que no recibía goles desde hace diez partidos.

Aun así, los blanquinegros no perdieron lucidez y volvieron a ampliar distancias con un doblete del español Álvaro Morata, que anotó su quinto y sexto tanto liguero tras reemplazar a Dybala en la primera mitad (m.63, m.77), con lo que sentenció el derbi.

Juventus reacciona tras la eliminación europea contra el Bayern Múnich alemán y se pone a seis puntos del Nápoli, segundo, que se medirá al Genoa.

Además, Buffon, a pesar del gol encajado, entró en la historia del fútbol italiano, al batir el registro de imbatibilidad del milanista Sebastiano Rossi (929 minutos), llegando a 974 tantos sin encajar un gol.

El Fiorentina, cuarto, volvió a decepcionar y no pasó del empate a cero en el campo del Frosinone. Los visitantes desaprovecharon una triple ocasión en la primera mitad, con el croata Nikola Kalinic que remató al poste y con el español Borja Valero que falló dos veces en el rechace y que terminó enviando el balón al larguero.

Los toscanos no ganan desde hace cuatro partidos y se quedan a cinco puntos del Roma, tercero, que ocupa la última plaza que otorga el pase a la calificación a la próxima Liga Campeones.

En Verona, el Carpi se impuso por 1-2 gracias a los tantos de Antonio Di Gaudio (m. 42) y de Kevin Lasagna (m. 67), que decidió el partido con una espectacular falta directa. Los visitantes logran una victoria fundamental, que les permite alcanzar al Palermo y salir de la zona de descenso gracias a su mejor diferencia goles.

En los otros encuentros del programa dominical, el Chievo venció 1-0 en el campo del Sampdoria, en un duelo decidido por un tanto de Riccardo Meggiorini en la primera mitad (m.24). Sassuolo y Udinese empataron a uno, con goles del colombiano Duvan Zapata y de Matteo Politano, que salvó un punto para los locales.

Horas antes, el Atalanta volvió a la senda del triunfo al imponerse por 2-0 al Bolonia, tras una racha negativa que duraba desde el pasado seis de diciembre. El argentino Alejandro "Papu" Gómez (m. 27) y Alessandro Diamanti (m. 46) anotaron los goles decisivos, que permitieron a los locales ponerse decimocuartos y alejarse de la zona de descenso.

La trigésima jornada de la Serie A italiana se completará con los duelos Nápoles-Génova, con los azules que necesitan ganar para seguir a contacto con el Juventus, y Milan-Lazio, que se medirán en un duelo entre conjuntos en crisis de resultados.

En el programa del sábado, un tanto del belga Radja Nainggolan a seis minutos del final rescató un punto para el Roma ante el Inter, que se había adelantado con el croata Ivan Perisic, lo que permite a los "giallorossi" quedarse terceros, con cinco puntos de ventaja sobre los milaneses, y acercarse a la calificación para la próxima Liga Campeones.