El jugador argentino Leonardo Senatore se fue masticando bronca tras la derrota agónica que sufrió el conjunto nacional a manos de los Chiefs, de Nueva Zelanda, sobre el final del encuentro. En tanto, el entrenador local, Raúl Pérez, valoró el nivel de sus dirigidos.

El octavo de los Jaguares argentinos Leonardo Senatore admitió que le dejó "un gusto horrible" la caída en los últimos segundos ante los Chiefs, de Nueva Zelanda, por 30-26 en la cuarta fecha del torneo Súper Rugby en la cancha de Vélez Sarsfield.

"Nos vamos con dolor. Teníamos el partido en las manos y se nos escapó en la última jugada. Nos deja un gusto horrible perder así", explicó Senatore.

"Con un derrota de estas características no sirve decir qué bien jugamos o cómo vamos evolucionando"; agregó.

Más calma fue la lectura del entrenador de los Jaguares, Raúl Pérez: "Es verdad que nos vamos con un sabor amargo porque teníamos la victoria y se nos escapó. Pero yo rescato el nivel del equipo y las mejorías que exhibimos respecto de los choques anteriores", manifestó.

"Hoy demostramos que estamos a la altura de los grandes equipos que intervienen en el certamen -cerró-. Son todos rivales durísimos y el torneo se hace complicado también con el tema de los viajes".