La denuncia lanzada por el legislador Alejandro Bahler movilizó a toda la provincia. Asegura que querían asesinarlo, cobrar 100 mil pesos y que otra persona ocupara su banca. Presentó un video en la Justicia en el que se escucha el plan de ataque.

La denuncia del diputado massista de Entre Ríos Alejandro Bahler sobre una supuesta conspiración impulsada para asesinarlo sacudió a todo el arco político de esa provincia. En el video, presentado por el propio legislador provincial a la Justicia y el cual le habría sido aportado de forma anónima, se ve a dos personas que planean cómo ejecutarlo a cambio de 100 mil pesos.

Embed

En la grabación, que dura unos 8 minutos y medio, se escucha la conversación de dos hombres que se disponen a asesinar a Bahler. Uno de ellos sería Iván Amaro -secretario general de la Asociación Bancaria de Concordia- quien es apuntado como el autor intelectual del plan. El otro sospechoso es Juan Lastiri, un ordenanza de hospital sospechado como el presunto sicario, quien también fue detenido aunque ya quedó en libertad.

En el diálogo, Amaro da detalles del objetivo, afirma que alguien pondría unos 100 mil pesos para asesinar al Diputado y asegura: "A Bahler hay que planchar". Además, se lo escucha decir que uno de los planes del crimen es que otro diputado asuma en su lugar, y expresa: "Podemos cobrar unos pesitos más mensualmente de la Cámara".

amaro.jpg

En otro de los pasajes de la cinta se escucha también que uno de los que iban a cometer el asesinato le pide a Amaro 3.000 pesos más para él y otros 3.000 para la otra persona para los gastos que demande acercarse al diputado y "estudiarlo" para ver si tenía custodia o dónde frecuentaba, entre otras cosas.

Bahler presentó la denuncia el jueves pasado en la Justicia y según él, el objetivo detrás del plan era asesinarlo y "tirarle el muerto" a Luis Mazurier, expresidente de la Corporación para el Desarrollo de Salto Grande (Codesal) y dueño del diario El Sol, a quien criticó duramente en las últimas semanas, pero al que desvinculó al empresario del plan criminal.