El presidente de Colón de Santa Fe, Marcelo Ferraro, manifestó su sorpresa por las declaraciones del mediocampista Alan Ruiz y expresó que el ex San Lorenzo no les dijo nada respecto de que se quiere ir, tras la dura derrota en el clásico con Unión (0-3) en el estadio Brigadier Estanislao López.
"Ruiz no nos dijo nada que se quiere ir. Hablaremos mañana para saber lo qué pasó", especificó el dirigente de la institución rojinegra.

Una vez terminado el clásico de la ciudad en la tarde del sábado, Ruiz sorprendió a la prensa deportiva remarcando que su ciclo en Colón estaba "cumplido" y advirtiendo que hablaría con su representante "para buscar" otro destino en lo inmediato.

Una versión indicó que una eventual pelea del goleador con el mediocampista Pablo Ledesma serviría de detonante para provocar la salida. "Nunca ví que se pelearan Ruiz y Ledesma", advirtió Ferraro en declaraciones radiales.

"En el vestuario no se pelearon y no pasó nada. Tal vez haya sido en el micro"
, admitió la principal autoridad de la institución.

Ferraro reveló que el tanto anulado en la primera mitad al cordobés Ledesma (por supuesto foul al arquero tatengue, Nereo Fernández) fue una decisión "que perjudicó a Colón", de parte del árbitro Fernando Espinoza.

Igualmente, el dirigente no justificó los posteriores incidentes que se produjeron en la cancha, con hinchas 'sabaleros' que arrojaron proyectiles al campo de juego y obligaron a parar el partido por ocho minutos, mientras promediaba la segunda mitad.

"No se justifican los incidentes. Pero había 1000 policías y se produjeron incidentes. No sé cómo se ingresaron las piedras", se quejó el directivo.