Los precios de los productos agrícolas se multiplicaron por 5,6 veces en febrero entre su salida de la producción y las góndolas a las que acceden los consumidores.
Así lo precisó el índice IPOD de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que mide la diferencia promedio entre el precio de góndola y de origen para una canasta de 20 alimentos agrícolas.

Esa diferencia se redujo un 20,6% en febrero, lo que fue impulsado por el fuerte aumento en los precios de origen de la mayoría de los productos, siendo la "pera" el de mayor disparidad de valor, ya que el consumidor pagó en góndola 14,1 veces más de lo que recibió el productor en el campo.

También el IPOD ganadero, que empezó a relevarse el mes pasado, tuvo una leve caída de 1,5 por ciento en febrero, alcanzando una brecha promedio de 4,02 veces.