"Hubo ciertas situaciones que me llamaron la atención", aseguró la gobernadora bonaerense, aunque manifestó que hasta no tener pruebas no hará un descargo público.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, sugirió este domingo que recibió amenazas de forma indirecta a causa de su gestión en la Provincia, aunque aclaró que no hará una denuncia pública "hasta tener las pruebas y elementos suficientes".

"Hubo situaciones que llamaron la atención, si nos quisieron dar un mensaje no funcionó. No voy a hacer denuncia pública si no tengo elementos suficientes y pruebas. No fui amenazada de manera directa, hubo situaciones que llaman la atención, pero queremos transmitir tranquilidad a la gente de que estamos haciendo lo que tenemos que hacer", aseguró Vidal.

Sobre la causa por la triple fuga del penal de General Alvear, dijo que "falta que la Justicia avance, que dé señales". Y advirtió: "No da lo mismo escaparse de un penal".

"Creamos un área de asuntos internos que investiga lo que pasa en la cárcel. El penal no cumplía con las condiciones de seguridad, y muchas otras no cumplen con los requisitos básico de Derechos Humanos", agregó.

En tanto, Vidal aseguró que en la Provincia "se iniciaron auditorias, como en IOMA, la Policía, el sistema de compras y contrataciones".

"Hemos venido a responder las necesidades de la gente, yo trabajo para la gente, no trabajo para la denuncia. Cuando terminen las auditoras lo vamos a mostrar, no hay complicidad y nada que esconder", concluyó.