El niño se asfixió con el plástico de la golosina cuando viajaba en el auto junto a su padre. Ocurrió en la ciudad cordobesa de Río Cuarto.
Un nene de 4 años –identificado como Santino Fernández- murió ahogado con un huevo de chocolate en la ciudad de Río Cuarto, en Córdoba.

El trágico hecho ocurrió este domingo cuando el pequeño viajaba en el auto con su padre desde Río Cuarto hacia Jovita.

Embed
En un momento del viaje, el padre de la víctima observó que su hijo estaba ahogado con el plástico de un huevo sorpresa.

Si bien trató de auxiliarlo, el niño llegó fallecido a un centro médico riocuartense. Tomó intervención la Fiscalía de Río Cuarto que ordenó la autopsia.