En sus discursos al término de la histórica reunión en el Palacio de la Revolución Cubana, los presidentes destacaron el bloqueo como uno de los temas más importantes del encuentro, además de acuerdos sobre educación, conectividad, derechos humanos, salud, entre otros.

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, pidieron al Congreso de Estados Unidos levantar el embargo económico al país caribeño.

“Mucho más pudiera hacerse si se levantara el bloqueo de Estados Unidos. Reconocemos la posición del presidente (Barack) Obama y su gobierno contra el bloqueo y de los llamados que hizo al Congreso para que lo elimine”, señaló Castro, que insistió en que las medidas adoptadas “son positivas pero no suficientes”.

En tanto, el presidente estadounidense aseguró estar convencido de que el embargo económico que su país mantiene sobre Cuba desde hace más de medio siglo “va a terminar”.

Además, sostuvo que el hecho de que cerca de 40 legisladores, entre ellos varios republicanos, lo acompañen en este viaje a Cuba, es una muestra de que existe cada vez más presión dentro del Congreso de Estados Unidos para poner fin al embargo.