Maximiliano Alonso vive en la capital de Bélgica desde hace doce años y este martes fue testigo de las explosiones registradas en una terminal del aeropuerto de Zaventem. "Estamos conmocionados, esto pasa frecuentemente y nos preocupa", aseguró.

Maximiliano Alonso es un argentino que vive en Bruselas desde hace doce años y este martes vivió de cerca la serie de ataques ocurridos en una terminal del aeropuerto de Zaventem y en tres estaciones del metro de la capital belga.

"Las explosiones ocurrieron en hora pico. Yo entro más tarde a trabajar por eso cuando pasó estaba en mi casa", contó en declaraciones a Radio 10.


Embed
"El ataque ocurrió en tres estaciones del metro y no hay muchos datos al respecto, por lo que hay miedo de que sean aún más los muertos", reconoció en referencia a las explosiones que se produjeron esta madrugada, luego de que el sábado se detuviera Salah Abdeslam, uno de los principales sospechosos del atentado a París.

En este sentido, admitió que los medios locales vinculan lo ocurrido este martes con los arrestos: "Se especula que este atentado es una respuesta a las detenciones". Y completó: "Estamos conmocionados, esto pasa frecuentemente y nos preocupa".

Hasta el momento, hay al menos 13 víctimas fatales y un número no determinado de heridos, que los medios cifran en 35.