El entrenador alemán, Joachim Löw, tachó al delantero Max Kruse de la convocatoria de los amistosos contra Inglaterra e Italia debido a actos de disciplina del jugador que le han valido multas de su club, el Wolfsburgo.
"Max se ha comportado repetidamente de forma poco profesional. Eso es algo que no acepto. Quiero jugadores que de concentran en el fútbol y en la Eurocopa, también en su tiempo libre. Lo que ha pasado el fin de semana va en contra de lo que espero", explicó Löw.

El sábado por la noche, tras el empate del Wolfsburgo contra el Darmstadt a un gol, Kruse viajó a Berlín para celebrar su cumpleaños en una discoteca y al ver que una mujer le tomaba una foto le arrebató el móvil para borrar la imagen. Para mala suerte de Kruse, la mujer resultó ser una reportera del diario Bild.

El delantero del Wolfsburgo se disculpó con la periodista y fue multado por su club por segunda vez en dos semanas.

La multa anterior ocurrió después de que trascendiera que el jugador había perdido -también durante una visita a Berlín en su tiempo libre- 75 mil euros en efectivo y había hecho una denuncia ante la policía.

"La Eurocopa se acerca y tenemos grandes metas con la selección, Queremos jugadores que estén concentrados y que sean conscientes de que tienen que tener un comportamiento modelo", concluyó el entrenador.