La salud de la actriz está bajo la mirada de todo Hollywood luego de que se la viera pálida y casi sin brillo en sus ojos.

Lejos quedó la "femme fatal", con curvas y carnosos labios que caracterizaban a Angelina Jolie. A sus 41 años, la actriz de Tomb Raider perdió todo su brillo, así como también su peso: solo 44 kilos se distribuyen en su metro sesenta y nueve.


Seguí leyendo más en RatingCero.com