El defensor y uno de los pilares del Seleccionado argentino de handball, Diego Simonet, sufrió rotura de ligamentos cruzados de una rodilla y si bien los tiempos parecen no dar, aseguró que se "aferra" al "milagro" de estar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con Los Gladiadores.

Embed
"Se que va a ser casi imposible que juegue los Juegos Olímpicos pero es lo que más me motiva para hacer la recuperación a full y con muchas ganas", escribió Simonet en su cuenta de la red social Facebook.

Y agregó: "dirán que es imposible o tiene que ocurrir un milagro, pero es a lo que me aferro, poder estar al lado de mis compañeros e intentar ayudarlos en lo que sea".

Simonet.jpg
El defensor, de 26 años, juega en el Montpellier, contó que está "sin animo y sin palabras" al tiempo que agradeció las muestras de apoyo.

Los Juegos se iniciarán el 5 de agosto, cuatro meses y medio cuando una lesión de ese tipo lleva unos ocho meses.

Simonet sufrió la lesión jugando la Champions, aunque viene jugando "desde setiembre sin parar" en distintas competencias y, según concluyó: "el físico no aguantó".

El jugador se perderá el resto de la competencia con el Montpellier y también el Panamericano de Handball que se realizará en Buenos Aires entre el 18 y 26 de junio.