Mariana Alejandra Klein nació en Bucarest, Rumania durante la 2ª Guerra Mundial. En esa ciudad desapareció su padre en el año 1946 siendo ella una niña. Desde ese momento, junto a su madre y su hermana, iniciaron un largo viaje por distintos países hasta llegar a la Argentina en el año 1951. Sin duda, la desaparición de su padre significó el final de un sueño y el comienzo de una peregrinación que inició en Hungría y terminó en Buenos Aires.
50 años después, Danka Klein decidió que era tiempo de contar su historia; el contexto político, económico y sobre todo familiar, se explayan en este libro de profunda magnitud e investigación que concluye con una sospecha que siempre llevó con ella, el germen de esta biografía: Petar, su padre desaparecido, había sido asesinado por sus actividades como agente secreto en la lucha contra Alemania.

¿Cómo fue la vida de una niña que nació en el seno de la Segunda Guerra Mundial?, ¿Cómo sobrevivieron luego de la desaparición de su padre?; ¿Cómo fue la travesía hasta llegar a La Argentina? ¿Cómo hizo esta niña para, cinco décadas después, poder reconstruir su verdadera historia? Todo esto y mucho más en un libro apasionante de supervivencia y valentía.

"Danka opone su decisión de saber y de escribir lo que sabe con un coraje inmenso. No se trata de ocultar ni de idealizar a ese padre extrañado, sino de mostrar su verdad sin abrir juicio, con sus zonas de sombra y sus instantes de claridad", dijo la escritora Alicia Dujovne Ortiz.

Sobre Danka Klein

Estudió en la UBA donde obtuvo el título de Licenciada en Biología. Trabajó durante 40 años en el Instituto Oncología AH Roffo, (UBA), donde desarrolló investigaciones en Inmunología y cáncer en modelos experimentales. Publicó numerosos artículos científicos, tuvo participación en congresos y, fue contratada durante un año por la Universidad de Pittsburgh. Su interés por la literatura la llevó a participar de grupos de lecturas y talleres literarios. Durante un taller literario de Alicia Dujovne Ortiz, gracias a su aliento y estímulo logró los primeros relatos fueran tomando la forma de autobiografía. Danka está casada, tiene dos hijas y tres nietos.