Lo decidió la magistrada del Supremo Tribunal Federal de Brasil Rosa Weber. El nombramiento del ex presidente brasileño como jefe de Gabinete de Dilma Rousseff había sido bloqueado por otro juez.
Una magistrada del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil mantuvo este martes suspendido el nombramiento del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva como jefe de gabinete de Dilma Rousseff, bloqueado por otro juez.
La decisión de la juez Rosa Weber mantiene igualmente vigente, hasta que un plenario del STF falle definitivamente sobre el tema, la decisión de devolver a un juez de primera instancia las acusaciones contra Lula por presunta corrupción en el caso Petrobras.
El STF de Brasil ratificó este martes la suspensión del nombramiento del ex presidente como ministro jefe de la Casa Civil, cargo para el que juró el jueves pasado.

El magistrado Luiz Fux no hizo lugar a una acción de la Abogacía General de la Unión, que representa al gobierno, presentada ayer, en la que demandó dejar sin efecto la suspensión determinada el viernes último por su colega Gilmar Mendes.

Lo cierto es que Fux no entró en el análisis de la solicitud del gobierno, sino que rechazó la acción basado en la jurisprudencia sobre otros pedidos similares de medidas cautelares presentados en el Supremo, según reprodujo Ansa.

El ministro recomendó que los argumentos contra la suspensión de la designación de Lula sean tratados en una futura sesión del Plenario del Supremo integrado por once miembros.

Vale recordar que el viernes pasado el magistrado Mendes suspendió a Lula por considerar que la presidenta Dilma Rousseff lo designó para permitirle foro privilegiado y así evitar que sea investigado por el juez anticorrupción Sergio Moro.

El juez, que está a cargo del proceso por el Petrolao, ordenó interrogar a Lula el 4 de marzo por sospechar que está vinculado con esa red de corrupción en perjuicio de la petrolera Petrobras.