El mandatario norteamericano arribó al país a la 1.10 de este miércoles y fue trasladado al Palacio Bosch, donde se alojará durante su estadía en la Ciudad. La actividad oficial de Obama comenzará esta misma mañana y será recibido por Mauricio Macri en la Casa Rosada.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, partió a bordo del Air Force One poco después de las 16 (las 17 de Buenos Aires) desde Cuba y llegó a la 1.10 al aeropuerto internacional de Ezeiza. Desde allí, el mandatario fue trasladado hacia el Palacio Bosch, la lujosa residencia que perteneció a familia del embajador Ernesto Bosch y que desde 1929 funciona como sede de la Embajada de los Estados Unidos en Argentina.

21324_obama_en_argentina.avi
Protegido por cuatro aviones caza, el avión presidencial "Air Force One" aterrizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza a la 1.10 transportando a Obama y gran parte de la comitiva -cercana a las 800 personas- integrada por ministros, periodistas y la familia del mandatario extranjero.

La llegada del presidente Obama estuvo precedida de una avanzada del servicio secreto norteamericano que desde principios de marzo estuvo planificando los detalles del arribo con responsables argentinos de la seguridad en Ezeiza.

Para recibir al presidente visitante, la canciller Susana Malcorra se debió trasladar hasta la pista en un auto especial que proveyó el dispositivo de seguridad norteamericano.

Tras los saludos protocolares de rigor con Malcorra y funcionarios norteamericanos, el primer presidente de color de los Estados Unidos partió con una fuerte custodia en un vehículo oficial de su gobierno, custodiado por el servicio secreto y escoltado por fuerzas de seguridad locales, hacia el Palacio Bosch, en el corazón del Palermo más distinguido.

Embed
La actividad de Obama se iniciará este mismo miércoles, a las 10.30, cuando se encuentre con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada para el tradicional saludo de las delegaciones en el Salón Blanco, que dará lugar luego a una reunión a solas en el despacho principal.

El encuentro en la sede del gobierno argentino se cerrará con una conferencia conjunta de Macri y Obama.